El Ayuntamiento ha creado un protocolo para poder internar a personas que viven en la calle y el mar «un riesgo» para las personas

La Ley de Salud Mental, sancionada en 2010, puede no aplicarse bien y ahora Problemas que ahora nadie era capaz de hacer o quería solucionar.. En contraste, la Ley Universal de Javier Milei tiene un capítulo que apunta a reformar la ley original. Mientras esta iniciativa se encontraba inhabilitada, la ciudad de Buenos Aires decidió hacer efectiva la aplicación de la norma.

El Gobierno porteño ha difundido durante las últimas horas un protocolo para ayudar a las personas que viven en la calle y pueden representar “un riesgo real e inminente” para los vecinos. Según fuentes del gobierno de Jorge Macri, el objetivo es superior a los desafíos que presenta la citada ley 26.657, en particular la sección 20que estipula una serie de condiciones para que una persona sea internacional involuntariamente.

Este artículo generó controversia a lo largo de los años y provocó críticas de familiares que tenían algo que ver con problemas de salud mental. Argumentan que el estándar es engorrosa y se puede trabajar a tiempo poder interno, sin su voluntad, a un paciente en situación de consumo de sustancias psicoactivas o con otro tipo de patología psiquiátrica.

Según la ciudad, ahora hay un distrito que cumple con los requisitos de la Sección 20 al final de la práctica. «Es cierto, es complejo, pero podemos hacer que la ley funcione y resolver el problema«, dice el edificio Uspallata al 3100, sede del ejecutivo porteño. Una de las motivaciones de la iniciativa, sostiene, es que “muchas personas sienten que tienen que caminar por el barrio”.

¿Cómo podemos evaluar públicamente lo que significa un “riesgo real e inminente”?, preguntó Clarín a los responsables de la iniciativa. En el gobierno porteño admiten que este concepto “es completamente operable”pero entré en una escena equipo interdisciplinario de los Ministerios de Desarrollo Humano y de Vivienda, Salud y Seguridad, así como del Consejo de la Niñez, la Niñez y la Adolescencia, para evaluar el camino a seguir en cada caso.

Una de las ambulancias climatizadas del SAME para urgencias psiquiátricas.

El universo de aplicaciones será, a partir de ahora, para personas que vivir en la calledebido a las condiciones de «vulnerabilidad residencial», donde posiblemente un motivo se encuentre en esta situación y actúe sobre usted en la vía pública representada. un peligro para ellos o para otros barrios.

El día previo a la publicación de este protocolo fue la reciente presentación del MISMO psiquiátrico, con especialmente ambulancias con aire acondicionado para tratar a pacientes que tienen un problema de salud mental.

Ahora el nuevo protocolo finalizado será la guía que basarán los trabajadores sociales, policías y profesionales médicos de los hospitales públicos para que el objetivo sea prevenir situaciones violentas en la bodega se plasma. Se trata de actuar antes de que estas situaciones empeoren y desemboquen en tragedias históricas.

“Hasta el momento, cuando vivimos una situación de estas características busca otro lado. Artículo 20 de la Ley de Salud Mental sin función. “La lógica de pensar que una persona con adicción va a levantar la mano y hacer que la ayuda no prospere”, dijo Macri, al confirmar que el protocolo ya estaría vigente en la ciudad.

Qué dice el protocolo para emergencias de salud mental

En concreto, el protocolo es un paso a paso («un tubo ordenado», dijo en el entorno de Macri) para que el equipo involucrado Sepa qué hacer en cada momento.. Por ejemplo, su activación puede ocurrir desde el momento en que se realiza una llamada al 911 para reportar una situación de estas características.

El Durand, uno de los cinco hospitales con sala interna de psiquiatría, junto a Pirovano, Álvarez, Piñero y Rivadavia.El Durand, uno de los cinco hospitales con sala interna de psiquiatría, junto a Pirovano, Álvarez, Piñero y Rivadavia.

“El gobierno porteño puede conocer a personas en situación de vulnerabilidad residencial a través del canales telefónicos (107, 108, 147 o 911) o por contacto directo, entre los equipos del programa Buenos Aires Presenta (BAP) o agentes de la policía de la ciudad”, explica.

Las fuentes continúan: “En cualquier caso, y si la persona presenta signos de tener un problema de salud mental o de consumo, será intervención inmediata a la unidad de emergencia en Salud Mental del SAME”.

Declaremos que “los dispositivos móviles son un cargamento de logotipos emergentes capaces de contener rápidamente a los pacientes en crisis. Estas unidades de transporte son completamente adosado por el centro y sin los elementos necesarios para que el paciente no pueda durar con él ni con los demás”.

Este es un punto importante, el equipo del SAME, de considerarlo necesario, “trasladará a la persona a un hospital de Agudos para la evaluación pertinente por parte del equipo interdisciplinario de salud mental«, lo que brindará a los pacientes información en términos claros sobre su estado de salud, los tratamientos que ofrecen, las alternativas terapéuticas y las posibles consecuencias del tratamiento», explicó Fernán Quirós, Ministro de Salud del distrito.

Asimismo, las fuentes porteñas consultadas agregadas por el equipo interdisciplinario Es posible que tengas una pasantía involuntaria del paciente “al mismo tiempo, determina la existencia de un riesgo grave e inminente para sí o para terceros, en un lugar que puede prolongarse hasta 72 horas después de la absorción”. ¿Cuándo finaliza la internacionalización? “Al momento en que se confirma el cese del riesgo”, respondió. El Consejo de Niños, Niñas y Adolescentes ingresó al lugar mientras la persona a bordo sostenía un cargamento o navegaba con un menor de edad.

Efectivo de la ciudad durante el operativo de febrero de 2023, mientras un político se involucraba en el tema de una persona con problemas de salud mental que la abandonó.  Foto de : Juano TesoneEfectivo de la ciudad durante el operativo de febrero de 2023, mientras un político se involucraba en el tema de una persona con problemas de salud mental que la abandonó. Foto de : Juano Tesone

Si el internado queda disponible, el destino será el del 14 Hospitales Generales de Agudos adultos en la ciudad. De este número de centros de salud, cinco Tienen sesiones de psiquiatría interna: Durand, Pirovano, Álvarez, Piñero y Rivadavia.

«Este protocolo nos ayuda a dar una mejor respuesta a situaciones que ir más allá de la intervención social que hacemos desde el BAP. Las herramientas que tenemos hasta hoy no es suficiente “Para solucionar este problema que afecta a 3 millones de argentinos”, explicó el ministro de Desarrollo Humano, Gabriel Mraida.

Según datos de la Ciudad, actualmente hay 3.500 personas en situación de calle, unos 2.300 hombres en refugios oficiales y 1.200 viviendo con mal tiempo. Según estadísticas brindadas por Desarrollo Humano, «seis de cada diez personas que vivir en estas condiciones corresponde a una situación de salud mental”.

Como tal es la sustancia de la ley y las cuestiones que de ella se derivan, surge una discusión sensata. Desde el Ministerio de Salud dijo: “Cuando el Estado pueda quitar autonomía un ciudadano. Y si este ciudadano entra en su autonomía, quién la toma. ¿Y qué hace que el Estado sea autónomo?

Se trata de un equilibrio entre los obstáculos que impone la Ley de Salud Mental y la reacción en contrario que significó el proyecto de Ley Ómnibus, de la Ville Plante que “es necesario” bajar la barra de autonomía”. Y concretamente, como un nuevo paso más allá de este protocolo exclusivo para personas en situación de propensión a la calle. modificar la sección 20 para que cualquier individuo pueda designado quién regirá tu autonomía en ese momento y quién, en última instancia, no está en condiciones de trabajar por todo eso”.

El jefe de Gobierno, Jorge Macri, durante un operativo desalojo en Retiro.  Foto de : Luciano ThiebergerEl jefe de Gobierno, Jorge Macri, durante un operativo desalojo en Retiro. Foto de : Luciano Thieberger

Aconsejado por la “estigmatización”

Alberto Trímboli, coordinador del área de hospitalización del Hospital Álvarez y presidente honorario de la Asociación Argentina de Salud Mental, dijo Clarín que me reencuentro con Macri y que estoy dialogando sobre este tema.

El experto marcó dos preguntas. El primero es el que se evalúa como “un contradicción de Macri por el hecho de decir que lay no sirve y que no está cumpliendo, que hay que modificarla y hace campaña contra la ley, pero ahora con este protocolo está admitiendo que es posible realizar prácticas. Porque el protocolo no dice nada que esté fuera de la ley”.

Además, considera que el protocolo “es Estigmatizar a las personas en situación de calle. y con problemas problemáticos con el consumo de alcohol”, por el Jefe de Asociados en Atención de Salud Mental. “Recuerden que el mensaje es: porque los médicos están esperando atraer a una persona en la calle. Este es un colectivo que está estigmatizado y de esta manera lo hará aún más”.

Además, Trímboli agregó que “todo esto tiene una visión de continuidad de la atención. Y debe hacerse hincapié en la atención primaria a la salud. Equipos territoriales que han tenido en cuenta las dificultades que mantiene la gente de un barrio para abarcarlos desde un primer momento, que es el que marca la Ley de Salud Mental”.

Y explicó que “la salud mental no hijo solo problemas en el cerebrode lo contrario ¿qué eres? intersectorial: problemas de la vida, el trabajo, la vida social. Si nos centramos en el foco principal, este tipo de casos se reducirán. Esto es lo que se dice, es bueno intervenir en este tipo de situaciones pero también en las condiciones que deriva en esto. Que no sea sólo embellecer el barrio retribuyendo a la gente que quiere hacerlo, como si lo estuvieran haciendo”.

Ante la idea de la ciudad de delegar la decisión de un internacional a un tercero, Trímboli consideró que “delegar es malo, por eso no es necesario. Es el equipo de salud quien decide si es interno voluntario e involuntario. Si hay riesgos para ti o para terceros, eres interno y no haces más que ordenar. Durante las 10 horas, el equipo de salud deberá examinar el juego y el órgano revisor (un equipo interdisciplinario) para comprobar que su pasantía esté bien realizada y corroborar que esta persona no se encuentra privada de su libertad.