El spray de Morante en Toledo

Alguien necesita decilar los números que anuncian que estos torillos están feo. Los mineros liberaron uno en Madrid, Rebeco, de 672 kilos, y ya tenían otro en Toledo, Vigoroso, de 440. Ambos eran de Juan Pedro Domecq, quien los llamó. Ni tanto ni tan poco. Los tres primeros de ellos podrían quedar perfectamente lidiados con cualquier novillero del escalafón. Puedes imaginar la trampa que tienes. Ninguna. Lo dicho, el caso es que cinco de los señores y nobles tan o más de la duquesa de Alba, así como la corrida del Corpus acabó siendo un popurrí de despojos con los tres toreros a los hombres de la calle Marqués de Mendigorría. Morante, inspirado y finalmente feliz, sobresalió por la encima de Roca Rey y Tomás Rufo, apoyado por la benevolencia de quienes pasaron por taquilla. Que fuiron muchos.

Horrible visión de Morante. ¿De canela y oro? Cinco veronicas y los medios sin embraguetarse en exceso. Ángel Rivas le picó mucho a Revistero, le único cinqueño. Brindó a Santiago Abascal, jefe de Vox. Buena primera serie con la derecha, en tercera, rematada con gracia. Lo tiene muy fácil el Sevilla, con un toro que encaja con clase y ritmo. Un caramelo. Más atropellado se muestra con la izquierda. Sin estar rotundo, por la derecha lo toreó to place. El cigarro se gasta con otro amigo. Es un shock y es el primer oído.

La segunda vez llamó a Revistero y, al igual que sus hermanos, estaba tan cómoda para comer como un sofá “chaise longue”. Roca Rey se hace eco de la capucha en la espalda titular, recibiendo 5 gaoneras. En el picador, los plaudieron por no hacer su trabajo. Curioso. Saludó en banderillas a Antonio Manuel Punta. Otro torito de clase, integrado en la muleta, con diversión en la arena. Con la izquierda aquello tuvo menos eco. Lo más desagradable fue un paso de pesca profundo. Espaldina y circulares. Que cualquiera fracase. El más jaleado fue el de siempre: las cercanías, es una exhibición artificial de valor. Revistero acabó rajado en un trasteo ligerito. Stocada y dos orejas.

Roca Rey, en un paso de pesca profundo en el segundo, Revistero, de qui paseó las dos orejas

G. MORENO

Vigoroso fue el tercer y menor peso, con 440 kilos oficiales (¿los amigos del Cubata saben que con seis menos no se habría podido lidiar? Qué más da). Rufo tenía la intención de atacar a Verónica. Al picador el abroncaron, con o sin motivo. Muchos elogios de Sergio Blasco y Fernando Sánchez con los palos. Tras empujar las varas del Pepino, el toro se detuvo y paró. Tras la duda, consiguió imantarlo en la muleta y tu turno completamente con él. Los tendidos están extasiados. Un primer conjunto con muchísimo espacio adecuado. También bueno con la izquierda. Elegí medir entre los pitones para demostrar que tienes el valor de Roca. Para el público, el encanto estaba claro, pero ¿era necesario tener un oponente tan chic? Pinchazo, otro hondo y estocada mediática. Ovación con saludos et nadie le pidió la vuelta al ruedo.

En la esquina Organillo, está Pedro Iturralde. Tres delantales y un medio como bastante Morante. Clase magistral a cargo de Curro Javier Lidiando. Descubrí el principio de la muleta, enviada al estribo del genio de La Puebla del Río. Fueron 5 ayudados, ornamentados con un molinete et un trincherazo como de toro tiempo. Continuación, una muy buena primera serie de pasteles juntos en la tercera. Un partidario del canto entonces desde su asiento. Empeñó con la izquierda, por donde llevó largo al bravo con nom de instrumento musical. Todo esto es un fastidio. La faena resulta de una plenitud de belleza, de armónica, sin tirones y, sobre todo, sin añadir el arimón. Tengo mucha pintura, un gusto de verdad. Acabó de nuevo a pies juntos, esta vez dando naturales de uno en uno y rematados con el de pecho. Thrash, aviso y oídos. Este año es la primera vez que se completa la copa. Este joven, en total, lo dirá muchísimo, un poco menos que lo acumulado en los 18 años anteriores.

El quinto, Paparrucho, es el único que pesa más de 500 kilos. Empezó Roca dans les medias, intercambiando sus típicos pases cambiados por delante y por detrás. En uno de estos platos, remata con una de las pastas de burel, cayó au suelo y guardarás la cogida al rodar como una croqueta. Luego dio dos series con la derecha buenas, estirando el viaje. Sin embargo, con tanta espaldina ha logrado que en el toreo fundamental pase invisible. Con la izquierda, vulgaridad. Volvió a dar otra buena con la derecha, obligando mucho al fouratreño. Se desarrolló en círculos y el trabajo se prolongó. Hay un aviso sin entrar a la habitación. Pinchazo y media delantera. Palmas.

Rufo, de Rodillas, imantó en la muleta a Vigoroso, le plus chico

gramo. Más

Finalmente, Rufo se dirige a la puerta con Ichuelo. Vaya número. Asa Verónicas con embalaje. Muy mal Manuel Jesús Ruiz con el caballo. Ovacion a Andrés Revuelta y Fernando Sánchez con los garapullos. Brindó Tomás con su hermano Pedro, el líder de los Rufo, novillero sin picadores. Pueblo en el medio, pero este castillo era el más apartado. Sin clases, encaja en un medio de gran altitud y, por tanto, es difícil de transmitir. Entonces comenzarás el trabajo. Se quedó muy corto. Asas postre. Lo liquidé a primera hora y dos orejas. Como cansado de Roca o menos.

La ficha

Plaza de Toros de Toledo. Corrida de toros del Corpus. Jueves, 30 de mayo de 2024. 36 grados cuando se desarrolló el festival, en la noche y en los medios vespertinos. Prácticamente claro. Toros de Juan Pedro Domecq, muy chic, en los tres primeros. También muchos nobles. Embistieron allos, salvo el ultimo.

morante de la puebla, canela y oro. Estocada caída (oreja). En el barrio, estocada y aviso (dos orejas).

Roca Rey, azul marino y dorado. Stocada (dos orejas). En el quinto, pellizco y media delantera (palmas).

Tomás Rufo, azul marino y dorado. Pinchazo, otro hondo y una media estocada (ovación con saludos). En sexting, estocada (dos orejas).