¿Es realista el objetivo de triplicar las energías renovables?

¿Es realista el objetivo de triplicar las energías renovables?

Ursula von der Leyen, Narendra Modi, Emmanuel Macron, António Guterres, Lula da Silva y así una larga lista de nombres de líderes mundiales repetidos como un mantra: “Hay que triple energía renovable”. En concreto, se pasará de 3.500 GW a 11.000 GW en 2030. “¿Posible? Es posible”, asegura José Luis Domínguez, responsable de sistemas energéticos del Instituto de Energía de Cataluña (IREC). “Se necesita un esfuerzo importante para facilitar la rápida distribución de energías renovables a nivel global”, afirma la Asociación Empresarial Eólica (AEE).

Alcanzar es una cifra que no significa que cada país sólo tienda a multiplicar tres de sus energías renovables, sólo es necesario que la aplicación de estas tecnologías verdes avance un 17% cada año durante esta década, según el grupo de reflexión energética Ember. . Una cifra de expansión que no es nueva para el sector, ya que ha permitido esta “tarea de crecimiento en el periodo comprendido entre 2016 y 2023”, del grupo. Sin el embargo, los actuales aviones nacionales (NDC, en inglés) no están nada alineados con el objetivo de triplicar la cifra: tienen una brecha de 3,7 TW. “Los gobiernos deben aumentar sus ambiciones y establecer objetivos que reflejen el verdadero ritmo de crecimiento del mercado de energía renovable en sus respectivos países”, afirmaron los principios de los expertos de Ember en noviembre.

Según él, “España es uno de los países más talentosos del mundo que está agotando las energías renovables lo más rápido posible para alcanzar sus objetivos para 2030”, explica este periódico de la AEE. El nuevo Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 debería permitir, en 2030, que el 81% de la electricidad se genere a partir de fuentes de energía renovables (antes el 74% de la versión actual). En cuanto al uso final de la energía, el objetivo es llegar al 48% en España (42% en la versión actual).

“España es uno de los países más talentosos del mundo que está agotando las energías renovables lo más rápido posible para cumplir sus objetivos de 2030”

Asociación Empresarial Eólica

Según los objetivos nacionales, los gobiernos de todo el mundo tienen la intención de aumentar colectivamente aproximadamente 7,3 TW en 2030, por delante de 3,4 TW en 2022. Más de las tres cuartas partes de la capacidad renovable en 2030, donde se indica, serán energía solar y eólica. “Si el evangelicalismo español no ha alcanzado su metástasis en 2030, también lo hará el PNIEC. Y si el PNIEC español no consiguió su objetivo, Europa también lo hizo, porque el PNIEC español es uno de los más ambiciosos de la Unión Europea y, por tanto, parte de su columna vertebral”, declararon la patronal europea española.

La ambición de muchos países es actualmente insuficiente. Estos países tienen objetivos que triplican o superan su capacidad para 2022, pero cuatro pueden intensificar sus objetivos: Australia, Japón, Corea del Sur y los Emiratos Árabes Unidos, verdaderos organizadores climáticos. «Sabemos que existe una explosión potencial en la capacidad eólica y solar, pero no sabemos si la ambición coincide con este potencial», subrayó Ingrid Behrsin, directora del programa de energía renovable y otros de Global Energy Monitor.

La lenta burocracia

Para ser realistas, según expertos consultados periódicamente. “Hay grandes dificultades”, advierte Domínguez. Uno de ellos es la reversión necesaria para la aplicación de estas nuevas tecnologías al ritmo necesario. Según cálculos del sector, se necesitarán alrededor de 5.000 millones de euros anuales para completar este meta. Sin embargo, la cifra aún tiene que se multiplica por 10.

Según información conjunta de la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA) y la Iniciativa de Política Climática (CPI), la inversión global en energías renovables alcanzó un récord de 460 millones de euros en 2022, menos del 40 % de la inversión mediática anual. para esta década. “Esto puede ser una solución para los inversores interesados ​​y las grandes empresas”, afirmó el responsable de sistemas energéticos del IREC. “España tiene un inversor grande y atractivo en materiales renovables”, defendió Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, en el clima de Dubái. “El gran problema son los trámites que en España son muy lentos”, afirmó Domínguez.

4
años de medios

retrasar proyectos de renovación y obtener permisos

Las reformas tardaron cuatro años en obtener los permisos en España. “El rojo es limitado, por eso no se pueden conectar infinitos productos renovables al rojo eléctrico y que tenga capacidad de absorción. Esto requiere un proyecto y una evaluación para producir la primera pieza de botella”, explica este experto. Por su parte, REE afirma que el refugio de los rojos está ahora más que en el centro del debate: porque sin transmisión no hay transición. En este caso, la Asociación Empresarial Eólica asegura que la devolución de las solicitudes «genera tensiones tanto para los promotores como para la cadena de suministro, lo que afecta directamente al acceso al mercado de los parques eólicos».

En un intento de solucionar este problema, Bruselas aprobó recientemente una directiva que presupone la existencia de una duración excesiva de los procedimientos de autorización que ralentizan los objetos renovables marcados en el club comunitario. Entre las soluciones propuestas se encuentra la creación de zonas de aceleración de renovables, espacios territoriales especialmente adecuados para la instalación de plantas de energías renovables.

Además, esta nueva norma impone una reducción de las zonas de respuesta que no podrá exceder de dos meses, prorrogables por otros si como máximo.

Saturar el canal de suministro

El sector renovado advierte de saturación y esto ocurrirá en las cadenas de suministro para poder construir las nuevas plantas en poco tiempo. Actualmente, China produce el 85% de las células solares, el 97% de las instalaciones fotovoltaicas y actualmente el 80% del silicio de grado fotovoltaico. Es el único capaz de fabricar el 80% de los paneles solares de todo el planeta, mientras que en Europa es sólo el 3%.

Actualmente, el desembarco chino se sitúa en el centro de países donde tienen influencia comercial como Asia, Sudáfrica, Australia o países latinoamericanos como Argentina o Chile. En España se publicó recientemente que Goldwind podría estar interesada en comprar proyectos en desarrollo, que son una de las vías para entrar en nuevos mercados, pero a día de hoy no hay operaciones confirmadas.