Ilias Kasidiaris, el líder en la sombra de la nueva ultraderecha ‘espartana’

Amanecer Dorado irrumpió en el escenario político heleno en 2012, cuando Grecia se encontraba sumida en la crisis financiera más importante de la historia moderna del país. En las dos elecciones celebradas ese año, la formación neonazi supo aprovechar el descontento de los ciudadanos por las duras medidas económicas impuestas por la Troika con una discurso patriótico y antimigratorio con el que perforar hacerse con 18 escaños en el Parlamento. Su caída se produjo en los comicios de 2019, cuando no pudo lograr el 3 por ciento de los votos necesarios para formar grupo parlamentario. El asesinato del rapero griego Pavlos Fyssas en el año 2013 y los múltiples episodios violentos contra inmigrantes vinculados con Amanecer Dorado caer hicieron en picado la popularidad del partido. En septiembre de 2020, la Justicia griega declaró al grupo neonazi como organización criminal y seis miembros de la cúpula fueron condenados a trece años de prisión. Entre ellos estaba Ilias Kasidiaris.

A pesar de estar en una prision de alta seguridad, el exdiputado neonazi ha conseguido publicar infinidad de mensajes de apoyo a sus herederos politicos, la nueva formacion de ultraderecha espartanos, en sus redes sociales. Lo sorprendente del asunto es que el efecto ha sido inmediato y el partido, que en los probes previos no alcanzaba el 3 por el ciento de los votos, se coronado el domingo como quinta fuerza parlamentaria al conseguir 13 diputados. Nada más darse cuenta a conocer los resultados, a través de la cuenta de Twitter que maneja desde prisión, Kasidiaris escribió un larguísimo mensaje en el que celebraba la victoria de la formación neonazi, acompañado de una fotografía en la que aparece con una camiseta de los espartanos. partido hay una etiqueta que rezaba: “Hemos ganado”.

A Ilias Kasidiaris no le ha quedado más remedio que sumarse a este barco espartano después de que la Justice frustró su intento de presentar una candidatureura propia. En 2020, antes del juicio, Ilias Kasidiaris fundó su propio partido, Griegos por la Patria, muy similar a Amanecer Dorado. Desde la cárcel y gracias a su incansable actividad en las redes sociales, en las que cuenta con miles de seguidores, consiguió trasmitir su ideario a decenas de jóvenes. El pasado mes de mayo Kasidiaris inició el procedimiento para que Griegos por la Patria pudiera presentarse a los comicios generales, pero una ley aprobada meses antes se lo puso difícil. En una jugada desesperada, Kasidiaris dimitió como secretario general del partido, pero el Supremo griego determinó que la formación fuera tratada como “una continuación de Amanecer Dorado», exclusyéndolo de las listas.

Espartano ha entrado en el parlamento heleno como quinta fuerza

La decisión no sorprende, pues el exdiputado siempre ha caracterizado por su carácter violento. En un debate electoral televisado en 2012, el neonazi agredió delante de las cámaras a dos políticas de izquierdas. Tras el incidente conseguido escapar antes de ser detenido y permanecieron varios días en paradero desconocido. Ante la perplejidad de todos, logró aumentar la popularidad del candidato neonazi y el partido se mantuvo con el mismo porcentaje de votos que había obtenido en las elecciones celebradas pocos meses antes, consiguiendo formar grupo parlamentario.