“Los niños indígenas aprenden a vivir como parte de la selva”

“Los niños indígenas aprenden a vivir como parte de la selva”

Carlos Lasso, científico del Instituto Humboldt, estuvo hace poco explorado el Araracuara, en una expedición espeleológica a tres días de camino de donde los niños fueron encontrados. A él también lo apoyaron miembros de las comunidades indígenas de la zona, hombres que luego se unieron a la búsqueda de los menores. Entre otras coincidencias, Lasso también entendió bien la accidentada avióneta, que varias veces lo llevó hasta este paraje en la profunda selva colombiana.

“Esta es una región de bosque húmedo o selva, jungla. Es una zona bien conservada, cercana al Apaporis. Para entender la supervivencia de los niños, tenemos que entender que los indígenas tienen una formación muy distinta a la nuestra, integrados a la selva, a los ríos, al comportamiento de las lluvias, a los alimentos de subsistencia, a la caza y pesca.

Así, los niños, en especial la mayor, han sido preparados para vivir como una parte más de la selva, ellos no se sienten diferentes y tiene un profundo respeto por su entorno”, y destaca que su cultura es precisamente la primera herramienta de subsistencia .

Para su supervivencia, no tener heridas tras el accidente fue fundamental. “En la selva, una herida infectada es fatal, a lo que hay que sumarle esta temporada de lluvia, pues sobrevivir en la selva con lluvia es algo muy muy difícil. El conocimiento tradicional ha sido fundamental, así como tener agua, que permite que el ser humano sobreviva a pesar del poco alimento».

Si bien no hay fórmulas mágicas para sobrevivir en la selva y sobran los explicativos en las redes públicas –“la mayoría de los montajes”, advierte Carlos-, “lo primero y más difícil es mantener la calma; y hay que tener una espiritualidad, como trae sabiduría y compenetración con la vida natural, como seguro ya la tiene las hermanas mayores. Yo, en esas circunstancias, no habría sobrevivido, por más experiencia, al no tener la preparación física y mental. Lo recomendable, quedarse cerca de la zona del accidente, para facilitar el rescate y tomar agua, que es crítico”, por lo cual también hay que estar agradecido con la ayuda que también brindó la lluvia.