sale hasta 2 millones de pesos ir a ver la final de la Libertadores en el Maracaná

La clasificación de Boca para la final de la Copa Libertadores, con la obsesión de la séptima nuevamente a un paso, tiene enloquecidos a los fanáticos, que no quieren perderse la posibilidad de ver a su equipo campeón en el Maracaná.

Por eso, apenas minutos después del penal de Pol Fernández que puso al Xeneize en la definición del próximo 4 de noviembre, decenas de miles de hinchas empezaron a planear el viaje a Río de Janeiro para el partido decisivo ante Fluminense. Pero la capacidad del estadio, como así también de los hospedajes y la disponibilidad de tickets aéreos, obviamente es limitada.

Alejandro Festa, gerente de Hospedajes y Servicios Turísticos de Despegar, se refirió a esta situación y fue muy claro al respecto: «Durante el día de ayer, Río superó a Miami y fue el destino internacional más solicitado. Una vez finalizado el partido, tuvimos un pico de búsquedas en nuestro sitio web de diez veces superior al nivel histórico promedio para esta fecha».

A su vez, Julián Gurfinkiel, director de Marketing de Turismocity, contó cómo se disparó fuertemente la demanda de pasajes de avión a la ciudad brasileña. «Explotó después del resultado del jueves por la noche. Subió un 1500% contra el día anterior», detalló el empresario, uno de los fundadores de esta plataforma online que ofrece promociones aéreas para sus usuarios.

Explicó, además, que ante la gran demanda ya hay muchas personas analizando alternativas como son las de volar hasta Santiago de Chile o Montevideo y de ahí ir a Río. También alertó sobre un camino que, en su opinión, no es aconsejable que los hinchas de Boca tomen: «Al día siguiente de la final de la Libertadores se disputará el Gran Premio de San Pablo de la F1, por lo que los vuelos a esta ciudad ya están prácticamente agotados».

Por su parte, Erika Schamis, directora de Marketing y Product Pricing de CVC Corp Argentina, el mayor grupo de viajes del país, contó que subieron en un 40% las reservas en hoteles de Río de Janeiro, evidentemente en consecuencia del primer gol de Edinson Cavani por Copa Libertadores y de los penales atajados por Chiquito Romero en el Allianz Parque.

Además de la disponibilidad, otro elemento a tener bien presente es el del precio. Las entradas para el partido en el Maracaná, que podrán adquirirse desde el 12 de octubre acá luego de que la CONMEBOL haya puesto a la venta los primeros tickets el 12 de septiembre, se dividen en tres categorías de 50, 150 y 250 dólares (entre 20 y 90 mil pesos aproximadamente).

Los paquetes aéreos, en tanto, van desde los 850 mil pesos hasta los 2 millones, aunque CONMEBOL anticipó que ofrecerá paquetes completos con “vuelos, acomodación y entradas”. Y reservará, según adelantó, 20 mil lugares para que tanto Boca como Fluminense vendan entre sus socios.