Una peluquería, obligada a indemnizar a una novia por cortarle más de lo acordado la melena

Aunque ahora están de moda algunas bodas menos informales, la verdad es que en este tipo de eventos todo suele estar pensado al milímetro. Los novios quieren que su gran día sea recordado por todos los invitados y por este motivo todo, absolutamente todo, está organizado al detalle. Fotografías, flores, detalles para los invitados, música, discursos, menús…

Entre los preparativos, sin embargo, destaca el ‘look’ de los protagonistas. Y es que, innegablemente, ellos acaparan todas las miradas y, en su día tan especial, quieren ir perfectos. El vestido de novia, uno de los grandes secretos de la velada, es una de las cuestiones en las que más tiempo se pierde y que, sin duda, debe estar ese día impoluto.

Pero la cosa no acaba aquí. Y es que los novios cuidan al detalle su aspecto ese día. Muchos se realizan tratamientos de belleza en los días previos, como el bronceado especial, limpieza de cutis, manicuras y pedicuras o incluso un blanqueamiento de la dentadura. El pelo, además, es otra gran preocupación y que mucho piensan deliberadamente. Además, se trata de una parte muy visible y expuesta, con lo que el peinado deseado puede sufrir fácilmente algún imprevisto que cause algún disgusto.

Indignada

Precisamente por el pelo una novia de Cantón (en China) sufrió un profundo descontento que ahora ha saltado a las noticias. Según explicó el medio Global Times a joven acudió a la peluquería y salió muy fastidiada porque le cortaron demasiado el cabello.

La joven lamentó que habían pactado un corte y que, a la hora de la verdad, las tijeras fueron más arriba de lo que ella quería. El enfado fue tal que acabó llevando su corte ante un juez y será indemnizada. Tang, como se apellida la joven, exigió una compensación de 8.500 yuanes por las molestias, unos 1.165 dólares) y ahora un tribunal ha acordado que el salón de peluquería deberá pagarle 500 yuanes por las molestias.

En la sentencia queda explicado que ella pidió un corte de pelo hasta el codo y que, sin embargo, se lo cortaron hasta el hombro. La peluquería se excusó que ella, durante el servicio del peluquero, no se quejó pero las imágenes de vigilancia del local, que se usaron para el caso, corroboraron que la longitud de cabello final era diez centímetros más corta de lo hablado previamente entre ambas partes.

El juez entiende, pues, que hubo un incumplimiento de lo acordado, aunque no considera la infracción grave. Por este motivo la mujer, recibirá una indemnización de 500 yuanes, además de la devolución de la factura por los servicios prestados.