Vuelta a Espaa: Quin es el lder del Jumbo? «El ms fuerte debe ganar»

Vuelta a Espaa: Quin es el lder del Jumbo? «El ms fuerte debe ganar»

Actualizado

La victoria de Vingegaard en Bejes, el da antes del Angliru, le acerca al liderato de su compaero Kuss y deja a Roglic en una incmoda posicin

Vingegaard, en el podio de Bejes.
Vingegaard, en el podio de Bejes.MIGUEL RIOPAAFP

No quiero que me regalen la Vuelta, eso no es deporte, la tiene que ganar el ms fuerte, admite sin perder la sonrisa Sepp Kuss, el gregario vestido de rojo, al que en las rampas de Bejes, en la comarca de Libana, se le empezaron a diluir sus sueos de conquistar la Vuelta a Espaa que an lidera. Y no por la oposicin un rival; son sus dos compaeros del Jumbo Visma, a los que tantas veces socorri el escalador estadounidense, los que amenazan su efmero reinado. Y aqu, el morbo.

Para saber ms

Para saber ms

Es una Vuelta extraa por lo indito del panorama. Los tres primeros comparten colores, autobs y directrices. Y, anulado Remco Evenepoel (ayer entr el penltimo), no parece que Juan Ayuso y Enric Mas tengan el podero suficiente para discutir ese podio nunca antes visto. En cualquier caso, este mircoles en el Angliru todo quedar mucho ms claro. Como mucho, el jueves en la Cruz de Linares. Dos etapas dursimas a estas alturas. La tercera semana va a decidir todo, razona Kuss, que en Bejes mostr algo de debilidad. Castigado por su propio compaero Roglic.

Cedi cinco segundos con los otros gallos en los metros finales, entre ellos Primoz, el que estaba predestinado para ganar el martes. Eso eran las rdenes. Pero tan raro es todo, que ningn oponente sali a atajar el temprano ataque de Jonas Vingegaard. Y el dans, cada vez ms entonado segn avanzan las etapas de la ronda espaola, cada vez ms recobradas sus fuerzas tras la exhibicin de julio en el Tour, abri un hueco inesperado. Dedic el triunfo a su compaero Nathan Van Hooydonck -sufri un grave accidente de coche en Blgica por la maana, tras sufrir un infarto- y ara en meta tambin la bonificacin. Hoy, en la salida de Ribadesella, slo le separarn 29 segundos del liderato. De su compaero.

Porque eso, quin es el lder del Jumbo, parece lo nico por decidir en esta Vuelta. Si sern los egos o las fuerzas las que aclaren el panorama. Si Roglic, que es tercero ahora a minuto y medio, se conformar. Si a Kuss le queda algo de gasolina, de amor propio o de libertad. Si Ayuso o Mas o Landa o Vlasov sern capaces de alguna heroicidad que haga dudar la tirana de la escuadra neerlandesa. De al menos evitar la foto amarilla y negra en el podio de Madrid. Quiero disfrutar de este momento y no pensar en la general, despeja Vingegaard, aunque todo apunta a que l es el elegido.

Me gustara ganar y todava tengo un margen, pero tambin me alegrara si gana Jonas. Voy a afrontar la etapa de maana [por hoy] con buenas sensaciones, contaba con su impecable castellano Kuss. A la Vuelta le restan cinco etapas, tres de ellas con desnivel y recorrido suficiente para cambiar cualquier guion. Pero ninguna tan temida como la de este mircoles, en menos de 125 kilmetros, con la Colladiella y el Cordal de aperitivos antes de afrontar el mtico Angliru (13.1 kilmetros al 9.4%) y todo, casi con seguridad, bajo la lluvia asturiana. Parece diseada para el menudo Vingegaard, pero Ayuso, que dice que ya hizo podio el ao pasado, que no le vale el cuarto puesto y est dispuesto a todo, amenaza: El Angliru es una cima muy especial. Me encantara estar en la disputa por la etapa y conseguir la victoria. He perdido tiempo, pero es un nuevo da. La ltima vez que se lleg al Angliru gan Alberto Contador, uno de mis dolos, y espero ser su sucesor.